No image available

El diferencial del coche y sus fallas

El diferencial es un elemento de poco protagonismo al hablar de mecánica, pero que es primordial para que el coche funcione como es debido. Se encarga de transmitir la rotación del motor a las ruedas que se ocupan de la tracción, con lo cual hace posible que giren a diferentes velocidades; lo que es esencial para que el vehículo se desplace correctamente.

Está compuesto por diversos componentes, entre los cuales están la corona, el cárter, la caja de satélites, el núcleo, el piñón, los semiejes, el cubo y el bloque diferencial. Al ser una pieza mecánica, es muy propensa al desgaste acelerado, por lo que también amerita de cuidados.

El funcionamiento del diferencial no es muy complicado; un coche sencillo, por ejemplo, tiene 2 ejes, que corresponden uno a cada rueda con tracción. Mientras circula en línea recta, ambos giran a igual velocidad; en cambio, como al girar la trayectoria es diferente la velocidad entre las ruedas exteriores (las del lado contrario al punto de giro) y las interiores (las que constituyen el punto de giro), el engranaje diferencial actúa para que la velocidad de ambas se ajuste.

Es así como se logra circular por una curva de forma suave y estable, incluso poder girar algo brusco sin que ello sea un problema. Aun así no olvide que conducir a alta velocidad puede ser muy peligroso, sin importar el equipamiento que tenga el coche.

Fallas más frecuentes del diferencial

El desgaste del rodamiento guía de la punta del piñón es uno de los desperfectos más comunes, el cual puede darse prematuramente debido a la constante tensión y carga de diversos elementos. Cuando presenta problemas de este tipo, es preferible acudir a un taller.

Si el aceite de engranaje no es suficiente o se utiliza un producto que no sea el adecuado, también comenzará a fallar al instante. En caso de que esté seguro de que el nivel del lubricante era el adecuado y aun así al revisarlo la falta es evidente, es probable que exista alguna fuga; con frecuencia ocurre a causa de la obstrucción del tapón de ventilación o que le retenedor esté deteriorado. Con una limpieza, cambio y regulación del aceite, suele bastar.

Los daños al diferencial son posibles de prevenir adoptando una conducción preventiva, como lo es evitar cambios bruscos en la inercia del motor, ya que de por sí el motor al estar en movimiento genera demasiada energía. Para reponer las piezas que requiera al hacer reparaciones, en la web piezasdesegundamano.es puede adquirirlas a un precio accesible y al ser vía online se ahorra tiempo y complicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.