No image available

Regala vinos con el estilo propio de tu empresa

Regala vinos con el estilo propio de tu empresaRegalar vino para empresa es una costumbre social muy arraigada. Regalamos vino cuando vamos a cenar a casa de algún amigo o cuando queremos quedar bien con una persona con la que no tenemos el suficiente trato como para darle un obsequio más personal.

Las empresas también eligen el vino como obsequio para sus clientes en fechas clave como la Navidad o incluso para felicitar alguna ocasión especial. Este tipo de cosas forman parte de las relaciones públicas que toda empresa debe de cuidar y son útiles para crear lazos.

Los packaging modernos para empresa

Pero en este caso no se trata tan solo del regalo en sí, sino también del envoltorio. Y para esto hay que buscar un packaging que tenga clase, que no desentone con la calidad del vino escogido y que además permita una personalización, ya que debe de respetar la imagen de la empresa.

En visualpack.net te muestra los distintos packaging de vinos que usan las marcas más conocidas, de este modo se puede elegir un tipo de diseño que se sabe que gusta en el mercado y que funciona. A partir de ahí, se trabaja en la personalización del mismo para que sea un envoltorio diferente al resto y que se pueda identificar con la empresa o con la marca propia de una manera clara y sencilla.

En otros tiempos, lo que estaba más de moda para estos envoltorios personalizados eran las cajas de madera en las que se gravaba el logotipo de la empresa. Pero actualmente los gustos son más sencillos y lo que más agrada es el minimalismo en el packaging.

Los materiales para los envoltorios

Por este motivo, los estuches realizados en plástico reciclable están triunfando para este tipo de regalos. Estos estuches pueden tener distintos tamaños, adaptándose a una sola botella o a varias. Si se quiere un mayor impacto es posible serigrafiar estas cajas en tres dimensiones. El estuche puede tener un cordón para poder llevar las botellas fácilmente.

Bolsas serigrafiada para vinos

También triunfan las bolsas para el vino semirígidas y generalmente transparentes. El cliente puede ver el logo de la empresa en ellas, pero también puede ver el producto que contiene. Pueden realizarse con una práctica asa que permite su transporte de manera muy sencilla.

Para conseguir la máxima personalización del regalo se recomienda acompañar el vino con una nota en la que puede figurar el nombre del cliente y un mensaje de felicitación o agradecimiento dependiendo de la ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *